viernes, 5 de diciembre de 2014

La Quebrada del Portugués

Nadie sabe por qué se llama así, “del portugués”, pero lo que importa es señalar que fue la llave para la conquista y colonización del Noroeste argentino, región donde comenzó el poblamiento y colonización de nuestra patria.

Es uno de los sitios de mayor densidad  histórica de nuestro país. Está en una región privilegiada por la  feracidad de su naturaleza y es el mejor camino natural entre el área valliserrana del noroeste argentino y el sur tucumano llamado antaño Tucma o Tucumán.

El área valliserrana  había sido conquistada por los incas y por ella  corrían ramales  de su extraordinaria red vial que llevaban a Chile y Perú. El Tucma o Tucumán era dominio de los indios tonocotés que si bien no fueron conquistados por los incas, mantenían un pacto de amistad con ellos. En él comenzaba la llanura  que lleva al Río de la Plata,  salida al Océano Atlántico.

Es decir, que la quebrada poseía un primordial valor geopolítico y estratégico que los incas intuyeron y que los conquistadores españoles  -que la llamaron “Quebrada de los Andes de Tucumán”- supieron valorar como nexo entre el oeste y el este del continente sudamericano. Por este motivo, cuando Diego de Rojas comenzó en 1543 su Gran Entrada  en busca de la ruta que comunicara el Perú -ya en poder español- con el Río de la Plata, bajó por ella a los llanos de Tucumán desde donde emprendió la marcha rumbo al sudeste. Aunque él murió prematuramente, su expedición llegó al litoral rioplatense descubriendo, así,  la ruta que resultó columna vertebral de los Virreinatos del Perú, primero,  y del Río de la Plata, después.


Más tarde, en 1550, en el área de la quebrada se fundó  la primera ciudad de nuestra patria, que fuera base de conquista del actual territorio argentino.  Se llamó Barco, pero justamente por estar asentada en un punto de tanto valor geopolítico, originó conflictos jurisdiccionales y debió ser trasladada dos veces, primero a Tolombón en los Valles Calchaquíes y, finalmente, a las márgenes del río Dulce donde recibió su nombre definitivo: Santiago del Estero.
Quebrada del Portugués

Rio Pueblo Viejo, Quebrada del Portugues. Tucumán. 

2 comentarios:

  1. Con Travesias Fotograficas tuvimos la oportunidad de caminar por esta magnífica Quebrada.

    ResponderEliminar